comercial de seguros

Cómo distinguir a un buen agente comercial de seguros

enero 26, 2022 10:48 am

Las funciones principales de un comercial de seguros son la captación de clientes y la promoción comercial de productos aseguradores, dirigidos tanto a particulares como a empresas. Se trata de una profesión muy atractiva, en la que es posible escalar posiciones y lograr estabilidad y una remuneración muy interesante. Pero, al mismo tiempo, es también un sector competitivo, que requiere de esfuerzo, dedicación, un exhaustivo conocimiento de los productos, una personalidad dinámica y comunicadora y un perfil profesional enfocado a las ventas.

 

-Sigue leyendo: 5 consejos para ser un vendedor de seguros exitoso

 

¿Cuáles son las cualidades de un buen agente comercial de seguros?

Tanto si se trata de un agente de seguros, profesional vinculado a una compañía aseguradora, como de un corredor de seguros, actúa por libre y puede ofrecer seguros de cualquier entidad, un vendedor de seguros debería poseer y tratar de potenciar las siguientes cualidades:

  • Ser extrovertido y con buenas dotes comunicativas, tanto verbales como escritas, así como disfrutar del trato con la gente.
  • La persuasión y facilidad para exponer argumentos de venta convincentes es una cualidad clave para poder desenvolverse con soltura en cualquier sector comercial. Por supuesto, también en la venta de seguros. 
  • Predisposición y  actitud positiva frente al trabajo en equipo.
  • Saber escuchar a los clientes, ser empáticos e intuir sus necesidades y problemas.
  • En la actualidad, es fundamental tener un buen conocimientos de las Tecnologías de la Información (TICs), en especial: sistemas CRM (Customer Relationship Management o Gestión de la Relación con el Cliente), marketing y ventas y software específicos de tramitación de seguros.
  • Iniciativa y autonomía en la gestión diaria del trabajo.

Además de estas competencias, que podríamos definir como transversales y generales para cualquier persona que quiera dedicarse a las ventas, el comercial de seguros debe tener una preparación y unos conocimientos específicos para poder realizar su funciones con solvencia y lograr unos resultados brillantes.

Únete a grupo Aico

Para poder ejercer de corredor de seguros en España, es necesario contar con el Título de Mediador de Seguros – Grupo A. Se trata de un curso de 500 horas, para cuya realización es necesario contar con el título de Bachiller superior o equivalente,  donde se adquieren los conocimientos necesarios sobre el sector de los seguros: normativa, fiscalidad, financiación. Existe también la posibilidad de superar una prueba de aptitud oficial, que puedes preparar por libre.

 

-Te puede interesar: Infórmate de los requisitos para ser corredor de seguros

 

Nuestras recomendaciones para destacar como agente comercial de seguros

Aptitudes y competencias como la vocación comercial y las habilidades comunicativas, así como tener conocimientos del sector, son cuestiones prácticamente imprescindibles para empezar a ejercer la profesión, pero…. ¿te convierten realmente en un buen profesional de la venta de seguros?

La realidad es que, en la actualidad, los seguros constituyen un ámbito potente y lleno de oportunidades, y dedicarse al mismo puede suponer una gran oportunidad de labrarse un gran futuro profesional. Pero, a su vez, se trata de un sector complejo, inmerso en una etapa de grandes cambios, donde la digitalización juega un papel fundamental.

Esto significa que el profesional de los seguros debe fundamentar la parte operativa de  su trabajo en las herramientas digitales. Por este motivo, nuestro primer consejo para un agente comercial de seguros es formarse y reciclarse continuamente en aplicaciones de marketing online, sistemas de gestión de clientes y software de tramitación de seguros, incluyendo el cálculo de primas e, incluso, la elaboración de coberturas personalizadas.

 

-Quizás te interese: Cómo triunfar como agente de seguros

 

Un segundo consejo es conocer lo más profunda y detalladamente posible el producto asegurador que comercializas: coberturas básicas y adicionales, precios en distintas compañías, pros y contras, etc. Solo de esta forma podrás tener una absoluta seguridad en lo que vendes y, por consiguiente, podrás transmitir a tus clientes argumentos sólidos y convincentes.

agente comercial de seguros

Otra cuestión clave es que ser un agente comercial de seguros no significa únicamente vender. Esa es solo una parte de su trabajo. Un agente o corredor de seguros es el intermediario entre el cliente y la aseguradora, lo que implica realizar tareas como:

  • Ayudar al cliente a comunicar partes y otras gestiones burocráticas, como cambiar coberturas, renovar el seguro o darse de baja.
  • Realizar quejas o reclamaciones en nombre del cliente si considera que la aseguradora está actuando en contra del cliente.  
  • Si no trabaja en exclusiva para una compañía, realizar estudios de mercado para conseguir el producto más ventajoso para el cliente en términos de calidad-precio.

Nuestra última recomendación para un comercial de seguros es apoyarse en un grupo o empresa que le proporcione el apoyo técnico y humano que necesite. Es una gran verdad que la unión hace la fuerza y, hoy en día, el mundo globalizado en el que vivimos hace más necesario que nunca contar con los recursos más potentes para alcanzar objetivos realmente interesantes.

 

-Descubre: Beneficios de trabajar en un grupo asegurador

 

En este último punto, te puede ser de gran utilidad para el desarrollo de tu carrera profesional como agente de seguros, unirte al Grupo Aico. ¿Por qué? porque te podemos proporcionar asesoramiento y los recursos informáticos, de marketing, de infraestructura y de marca que te hagan sobresalir del resto. 

Muchos casos reales de éxito nos avalan, demostrando que trabajar con nosotros puede suponer un gran aumento en el número de clientes alcanzados y captados y en las ventas y renovaciones de pólizas finalmente confirmadas. Todo ello desde los primeros meses en que comencemos a trabajar juntos y sin que pierdas tu libertad de actuación y autonomía profesional.