En Grupo Aico somos expertos en salud y nos esforzamos en ofrecerte el mejor seguro de salud del mercado adaptado a tus necesidades.

Con nuestro asesoramiento disfrutaras de un producto que garantiza la más amplia cobertura asistencial del mercado con la mejor relación calidad/precio y con las coberturas que realmente necesitas, orientado a cubrir todo el ciclo de la vida del asegurado.

Garantías destacadas

  • Consultas médicas, tratamientos y pruebas diagnósticas sin esperas
  • Asistencia médica 24 horas 365 días
  • Segunda Opinión Médica
  • Atención Psicológica
  • Medicina Preventiva
  • Odontología
  • Cobertura durante el embarazo y el parto, incluida la preparación al parto
  • Asistencia en viaje al extranjero

Preguntas Frecuentes

¿Qué son los periodos de carencia?

Cuando un seguro médico incluye periodos de carencia implica que debes esperar un tiempo determinado desde que comienzas a disfrutar de las ventajas de la póliza para poder acceder a ciertas garantías. Siempre dependerá del servicio contrato y la entidad aseguradora, ya que no todos poseen exactamente los mismos beneficios. Algunos seguros médicos no tienen períodos de carencia.

Los periodos de carencia suelen afectar a coberturas relacionadas con el embarazo, intervenciones quirúrgicas, planificación familiar, prótesis quirúrgicas, trasplantes,  reproducción asistida, segunda opinión médica o ciertas intervenciones, entre otras.

¿Qué es un copago?

Se define como copago esa pequeña cantidad de dinero que los usuarios de algunas pólizas deben abonar cuando usan un servicio médico y que puede ir desde 1 a 100 euros. En todos los casos, este importe se suma a la prima que se debe abonar el mes siguiente.

¿Tengo que realizar un reconocimiento médico o cumplimentar un cuestionario de salud para contratar una póliza de salud?

Dependiendo de la compañía con la que quieras contratar un seguro de salud pueden exigirte que presentes un reconocimiento médico para verificar tu estado de salud o, por otro lado, que completes un cuestionario en el que especifiques dolencias anteriores o enfermedades que sufras en ese mismo momento.

Es muy importante que en el caso de que tengas que rellenar un cuestionario de salud seas sincero para que la aseguradora pueda ofrecerte una póliza adecuada a tu situación o que sepas, desde un principio, a que coberturas o garantías tendrás derecho en un futuro. Porque es posible que, por ahorrar una pequeña cantidad de dinero, más adelante no tengas acceso al servicio que realmente necesitas porque la compañía detecte alguna irregularidad.

¿Puedo contratar un seguro de salud si padezco alguna enfermedad?

Por regla general, estas dolencias pueden provocar que la compañía deniegue la solicitud del cliente o que éste no pueda acceder a determinadas garantías, sin embargo, es imprescindible notificarlas a la entidad. De hecho, si la aseguradora detecta que la enfermedad ya existía con anterioridad a la firma puede cancelar la cobertura de gastos médicos, de aquí la importancia de ser totalmente sincero en el cuestionario de salud que debes rellenar al contratar la póliza, para que en el futuro sepas a que garantías tienes realmente derecho, destinadas a la  cobertura de nuevas patologías.

¿Qué es un seguro medico de reembolso?

Es una modalidad de seguro mediante la cual el asegurado que opta por un médico no perteneciente al cuadro médico de la compañía, abona al facultativo la consulta y, posteriormente, la compañía le reembolsa dicho importe. De este modo el asegurado queda cubierto y totalmente libre en su elección.

El reembolso de dicha consulta por parte de la compañía aseguradora puede ser total o parcial según el porcentaje contratado en la correspondiente póliza. Según los casos, esta suele cubrir el 100 % de los gastos o el 80 %. Pero la proporción dependerá, en todo caso, de lo pactado con la compañía.

¿Qué pruebas necesitan autorización previa?

Existen pruebas diagnósticas, tratamientos e intervenciones que debes solicitar previamente. Según la compañía será un requisito indispensable en coberturas como rehabilitación y fisioterapia, ingresos hospitalarios, intervenciones quirúrgicas, pruebas genéticas, logopedia y foniatría, pruebas diagnósticas no habituales, o tratamientos especiales como cardiología u oncología, entre otros.

¿Quieres un
presupuesto?
Eficiencia
Seguridad
Seriedad
Ventajas